A fines de los años Cincuenta, para evitar los riesgos de inundación del Arno y enfrentar la necesidad hídrica de Florencia, se empezó a pensar de realizar una barrera sobre el río Sieve, a la altura de la localidad de Bilancino, en el Apenino Tosco-Emiliano cerca de Florencia. La idea empezó a ser concretada en el 1978, años después de la famosa aluvión de Florencia. Los trabajos fueron iniciados en el 1984, después de varias cambios en el proyecto que dio lugar a la adición de áreas equipadas, un área venatoria y una para los deportes acuáticos. El proyecto vino por lo tanto transformado en un verdadero y propio lago.

El lago de Bilancino ha sido abierto al Público en el 1999 y ocupa una superficie de unos cinco kilómetros cuadrados. Actualmente es una de las presas artificiales más grandes de Italia; su profundidad máxima es de treintiuno metros. Además de las playas equipadas, el área comprende actualmente un oasis Naturalístico administrado por el WWF y muchas áreas en que es posible practicar senderismo y mountain bike, además de las áreas para los deportes acuáticos como canoa, kayak, windsurf  y vela.

Cómo llegar: a Rioveggio embocar la autopista A1 Milán Roma Nápoles (Autopista del Sol), salir a Barberino de Mugello. Superado el peaje de la autopista girar a la derecha al primer cruce y todavía a la derecha a la rotonda (2 km).

Para informaciones: www.bilancinolagoditoscana.it